Las incoherencias sobre eutanasia.

Mientras que en marzo pasado el Parlamento autonómico andaluz aprobó la llamada Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte, con el con el apoyo del gobierno socialista y de la oposición popular, que abre la Eutanasia, al limitar no sólo las acciones terapéuticas sino también a aquellas medidas de soporte vital que el mismo texto define destinadas a mantener las constantes vitales de un paciente, ahora el municipio de Roquetas de Mar anuncia a partir del próximo mes de octubre en un municipio en el que estará prohibido practicar la eutanasia a los animales abandonados.
Estos hecho son una muestra más de la pérdida de valores de una sociedad enferma en el que priman los animales frente a las personas, y mientras se prohibe la eutanasia para los primeros, se permite para los segundos.

Anuncios