AES Almería en el acto del día internacional de la Vida.


Ayer, en Almería, simpatizantes y militantes de AES particiaron en el acto que tuvo lugar en la Puerta Purchena desde las 12 del mediodía. El ambiente fue festivo, con globos, cantos con la guitarra… A las 12,00 en punto sonaba el himno “TODOS TENEMOS DERECHO A VIVIR” y han comenzado a llegar familias y un grupo de religiosas, que se han prestado a portar los carteles de Alternativa Española contrarios al aborto y a favor de la vida.

Anuncios

AES deplora la profanación de la Iglesia de Las Salinas de Cabo de Gata

El interior de la iglesia de Las Salinas del Cabo de Gata amaneció en la mañana del lunes profanada con pintadas esotéricas, símbolos e inscripciones de color rojo y negro propios de los rituales satánicos que podría dar a entender que se ha celebrado una “misa negra”, es decir, un ritual que celebran las sectas satánicas que veneran a Lucifer.
Si bien no se sabe todavía si se trata de un acto satánico o simplemente vandalismo, lo que no cabe duda es que está movido por el odio a la Religión Católica, y que su fin era el de ofender y atacar a quienes la profesan.
AES Almería muestra su preocupación por este hecho, que considera de la máxima gravedad, y exige a la delegación del gobierno que ponga en marcha todos los recursos necesarios para encontrar y castigar a los culpables.
AES Almería debe lamentar que los cristianos sean un vez más víctimas de ataques por razón de su fe, algo cada vez más habitual en una España envenenada por un odio a la Religión Católica promovido y financiado sin descanso desde las isntituciones, e inspirado por la intolerancia antireligiosa del presidente del gobierno José Luis Rodriguez Zapatero

AES Almería.
Almería 8 de Marzo de 2011.

AES denuncia la discriminación laboral a las madres, la injusticia del aborto y el olvido de la amas de casa en el día de la mujer trabajadora

Los orígenes de la fiesta del 8 de marzo como día internacional de la mujer trabajadora se remontan a una primera celebración reivindicativa del 19 de marzo de 1911 en varios países europeos en que las mujeres reivindicaban con justicia el derecho a voto, derecho a la ocupación de cargos públicos, derecho a la formación profesional, derecho al trabajo y a la no discriminación por el mero hecho de ser mujer. Más tarde dichas reivindicaciones fueron manipuladas por la comunista alemana Clara Zetkin, quién estableció la fecha del 8 de marzo para que la internacional comunista incorporase al calendario de reivindicacines revolucionarias.
Hoy felizmente la mayor parte de esas reivindicaciones han sido socialmente aceptadas de modo universal, si bien, no precisamente gracias a la tiranía comunista que pretendió ser su abanderada. Sin embargo la última reivindicación de la mujer, desde hace más de un siglo sigue sin lograrse.
Desde Alternativa Española somos conscientes de que el hecho de ser mujer es una circunstancia desfavorable desde el punto de vida laboral, y más concretamente el hecho de quedar embarazada.
AES quiere denunciar en este día en que la hipocresía de la izquierda y la derecha liberal se llenan la boca con la palabra “igualdad”, y se multiplican los actos oficiales y las fotos de políticos en actitud reivindicativa a favor de la mujer, que ninguno de ellos, ni sus partidos, ni las instituciones en que gobiernan, llevan a cabo las medidas mínimas imprescindibles para que a la mujer se la considere igual laboralmente si mutilar una parte imprerscindible de sí misma como es la circunstancia de poder ser madre.
Así mismo AES quiere recordar que las mujeres son víctimas de otra tremenda injusticia en la sociedad actual, en relación con el aborto, al que muchas son forzadas para no perder sus empleos, o directamente forzadas por sus parejas o familiares, sin que parezca importarle lo más mínimo a los adalides de la ideología de género esta forma de discriminación sexual, ni las graves consecuencias físicas y psicológicas que acarrean a la mujer.
Por último, en este día de la Mujer Trabajadora, AES quiere rendir un sentido homenaje a todas las mujeres olvidadas por las administraciones, partidos y asociaciones feministas, cuyo silencioso trabajo como madres y amas de casa es impagable para la sociedad, y digno del mayor de los reconocimientos.
Madrid, 8 de Marzo de 2011