El aquelarre de San Sebastián es nuestro particular “Día de la infamia”

La pretendida “Conferencia de Paz” celebrada en San Sebastián ha supuesto un triunfo de ETA y del mundo aberzale y constituye un atentado, tolerado y consentido por el gobierno español, contra la soberanía nacional.

AES quiere denunciar la connivencia con los terroristas de un gobierno que permite que se celebre una pretendida “Conferencia de Paz” como si en España existiera un “conflicto bélico” y no la existencia de una vulgar banda de asesinos.

AES considera que ETA ha conseguido con esta reunión, a la que se le ha dado desde las instituciones y el gobierno cierta credibilidad, alcanzar dos de sus objetivos: primero, en su lenguaje “internacionalizar el conflicto”; segundo, legitimar la lucha terrorista.

AES quiere subrayar que el comunicado final de la “pantomima” de San Sebastián es intolerable ya que, entre otras cosas, pide a estados soberanos, como Francia y España, que negocien con los terroristas y coloquen en plano de igualdad a los verdugos con las víctimas al reconocer la existencia de víctimas por ambas partes. No cabe mayor insulto a las víctimas.

AES exige que se abra una investigación y se aclare cómo se ha financiado la “pantomima” de San Sebastián y quién ha pagado los viajes y estancia de los asistentes.

Anuncios

AES no concurrirá a las elecciones del 20-N

Tanto la Junta Nacional como la Asamblea Nacional del Partido acordaron, a principios de octubre, no concurrir como partido a las próximas elecciones del Veinte de Noviembre. Elecciones que se realizarán tras la reforma antidemocrática de la Ley Electoral. Una reforma que tiene como objetivo poner fin a la participación de opciones no parlamentarias.

AES, sin embargo, tal y como dejó constancia sí estaba dispuesta a prestar su concurso a una coalición de grupos que, superando las restricciones impuestas por la ley, pudiera concurrir a estas elecciones en torno a una serie de principios (Vida, Familia, Defensa de nuestras raíces cristianas, Unidad de España, Justicia Social), teniendo como norte el Bien Común. En esta coalición AES dejaría a un lado toda exigencia a la hora de estar presente en las listas electorales, incluyendo el nombre de quien fuera a encabezar la candidatura de Madrid siendo por tanto el rostro visible de la misma.

AES quiere dejar constancia de que las conversaciones emprendidas no dieron sus frutos por lo que ahora hace pública su decisión.

AES quiere resaltar la disposición siempre positiva del partido Derecha Navarra y Española al que apoyará en su candidatura por Navarra y para el que pedirá el voto.