Los despidos ilegales de Adra acorralan al equipo de gobierno del PP

Ayuntamiento de Adra

El equipo de Gobierno de María del Carmen Crespo no pasa por sus mejores momentos. Tras el caso de la casa del concejal, construida sin licencia hasta que aparecieron las autorizaciones de la noche a la mañana sin que hubiese fechas de registro coherentes, unido a los contratos con la empresa del marido de la alcaldesa, también funcionario del ayuntamiento, y de su jefa de gabinete, es ahora, con el despido ilegal de dos trabajadoras de la radio municipal cuando flaquean las fuerzas de la parlamentaria andaluza y alcaldesa de Adra. Su concejal de personal, Juan Piqueras, llegó a afirmar que si se demostraba que los despidos fueron ilegales él se marcharía. Ahora el TSJA codena al Ayuntamiento y con ello al pueblo de Adra al pago de un importante indemnización, pero el concejal no dimite. La pasada semana los sindicatos recordaron al concejal Piqueras, hombre de confianza de la alcaldesa, su órdago sobre la dimisión y el portavoz en el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Adra, Luis Pérez Montoya, ha insistido en el último pleno celebrado sobre la actuación del equipo de Gobierno ante los dos despidos de las dos trabajadoras de la radio municipal.